jueves, 13 de febrero de 2014

Día de la Radio: un medio para soñar y reivindicar

Correteos de la redacción al estudio, un nudo en el estómago antes de empezar, líos de papeles con guiones y apuntes, enfrentarse al micro por primera vez, reencontrarse con el micro el resto de las veces, nervios que rompen la voz en ocasiones, miradas cómplices con los compañeros cuando hay alguna broma privada, esos momentos para las pequeñas broncas entre bloques por alguna metida de pata, prisas por los pasillos, miradas al reloj, entrevistas para el recuerdo, situaciones en las que tienes que improvisar, las peleas con la mesa de control, entenderse con una mirada con el técnico y los compañeros, las risas que alivian tensiones, los momentos con la mente en blanco, los agobios y las presiones del directo, las tomas falsas del enlatado, la llamada que no entra, el invitado que no llega, las señales horarias, la sintonía inicial, la oportunidad para ser la voz de los que no la tienen, la responsabilidad de saber que hay quien te escucha y confía, la felicidad de verte en el aire y escucharte, la satisfacción de acabar un programa perfecto y de que te digan que les ha gustado... 

La radio es un medio lleno de emociones y sensaciones felices, el lugar donde desconectar de uno mismo para conectar con los demás. Pura comunicación.

Por todo lo que me ha dado la radio y espero que me siga dando durante años... Cada día ante un micro es el Día de la Radio, pero hoy, 13 de febrero, especialmente.