domingo, 10 de junio de 2012

Rescate o debates nominativos

Tanto escuchar a los políticos hace que al final entiendas algo de lo que dicen, aunque no sea mucho. Tras la comparecencia de ayer de De Guindos y la rueda de prensa que Rajoy acaba de dar, saco las siguientes conclusiones:

Gracias a las reformas que se ha hecho (recortes, reforma financiera y laboral), España ha tenido la credibilidad suficiente para que Europa libere una línea de crédito para las entidades bancarias españolas, que se gestionará a través de la entidad pública FROB. Ese dinero deberían destinarlo los bancos a sanear las cuentas (es decir, tener liquidez) para dar préstamos a particulares y empresas, para que fluya el crédito. Pero Europa no condiciona este préstamo, y si el FROB no lo controla y el Ejecutivo no lo regula, ese dinero podría acabar, por qué no, siendo destinado a comprar deuda de otros países, a especular o a pagar indemnizaciones millonarias a directivos de bancos.

Que el FROB sea el encargado y responsable de esos 100.000 millones de euros que podrían llegar a España significa que, en definitiva, el Estado es el aval de las entidades bancarias, y a quien pedirán responsabilidades si las entidades bancarias no devuelven el dinero, por lo que SÍ que puede afectar al déficit este "préstamo sin condiciones".

Por último, este préstamo viene acompañado de una vigilancia intensiva sobre cada uno de los movimientos que España realice, sobre todo en materia de regular el déficit. Esta regulación nos la acaba de vender Rajoy que será sin aumentar impuestos ni recortar en los próximos presupuestos de septiembre.

Todo un logro que Rajoy haya presionado hasta que nos han concedido este maravilloso préstamo...

No sé por qué no me creo nada ya...

No hay comentarios:

Publicar un comentario