martes, 26 de abril de 2011

Foo Fighters - Wasting light




Foo Fighters es una rama de Nirvana. No hay más que escuchar algunas de las canciones para reconocer un ligero regustillo a grunge al que sólo le falta la voz de Kurt para ser perfecto. Pero a la vez es tan distinto que tiene un estilo propio, mucho más cercano al heavy en ocasiones. Englobada dentro del rock alternativo, la banda del ex-batería de Nirvana Dave Grohl saca su séptimo disco de estudio tras 16 años de trayectoria, aparte del disco de covers que también salió este mes en edición limitada en vinilo, Medium Rare, el disco en directo Skins and bones, la reedición de 2007 de The colour and the shape y el grandes éxitos de 2009.

Los anteriores discos de Foo Fighters son:

Foo Fighters (1995)
The Colour and the Shape (1997)
There Is Nothing Left to Lose (1999)
One by One (2002)
In Your Honor (2005)
Skin And Bones (2006)
Echoes, Silence, Patience and Grace (2007)
The Colour And The Shape 10th Anniversary (2007)
Foo Fighters Greatest Hits (2009)


Tracklist de Wasting light:


01. Bridge Burning
02. Rope
03. Dear Rosemary

04. White Limo
05. Arlandria
06. These Days
07. Back & Forth
08. A Matter Of Time
09. Miss The Misery
10. I Should Have Known
11. Walk

Bonus
12. Rope (deadmau5 mix)
13. Better Off



Bridge burning 
recuerda en su inicio a Stay away, del disco Nevermind de Nirvana. Tras eso, se aleja un poco del grunge (pero poco) para acercarse más a un tono más duro, más rockero. En Rope (desprecio el remix porque me parece innecesario) se centra en un rock más ligero, comercial incluso. Dear Rosemary me evoca un poco a Red Hot Chili Peppers, sobre todo en el inicio. White limo es una canción mucho más heavy, con guitarras más cañeras y voz distorsionada, pero que me sigue evocando a Nirvana, quizá por la forma de cantar. Es como si pusieras de cantante de Metallica a Kurt. Alandria te da ganas de conducir. Eso, o que llevo demasiado sin coger un coche. Pero me lleva delante de un volante y me invita a pisar a fondo. Personalmente, es una canción que me gusta mucho. Tras el subidón de esta canción, These days tranquiliza el ánimo para volvértelo a subir, de nuevo con un rock de carretera que recuerda un poco a un Metallica tranquilito. Muy agradable de escuchar. Back & forth mezcla este rock con grunge en algunos momentos, más marcadamente al inicio del estribillo, donde puede recordarnos a Come as you are de Nevermind. Pero fuera de ese momento sigue en la línea rock del resto del disco, como con A matter of time o Miss the missery, quizá esta última con un toque más heavy en sus guitarras. Con I should have know llega el momento de calma rockera del disco, casi balada, que va subiendo de intensidad a lo largo de la canción. Walk, la última canción del álbum, es una canción intensa para acabar, que engancha y te da ganas de dar otra vuelta al disco. Muy buen colofón.
Las bonustrack son poco necesarias, y la menos es el remix de Rope, que directamente podrían haberse ahorrado. Better off  sí merece la escucha, pero no sé si pagar una edición especial.

En definitiva, la próxima vez que tenga que conducir, me lo llevo al coche.


Escucha Wasting light en Grooveshark

sábado, 16 de abril de 2011

Nach - Mejor que el silencio


Decir rap en Alicante remite al momento a Nach. Ignacio Fornés, Nach, lleva en el rap más de 17 años, y con "Mejor que el silencio" ya ha grabado 5 discos, además de maxis y maquetas. Ha colaborado con otros MC's españoles como ZPU, Abram y El Chojin y con grupos como Arma Blanca y Dlux.

Sus anteriores discos son:
En la brevedad de los días (1999)
Poesía difusa (2003)
Ars Magna - Miradas (2005)
Un día en Suburbia (2008)


La tracklist de Mejor que el silencio es:

01. Hambre de victoria
02. Pensando en voz alta
03. Disparos de silencio (con Wöyza)
04. El reino de lo absurdo
05. Ni estabas ni estarás
06. ¿Entonces quieres ser MC? (con Abram)
07. Réquiem (con Immortal Technique y ZPU)
08. Ellas (con Ismael Serrano)
09. Los elegidos (con Talib Kweli y Akhenaton)
10. En este mismo instante (en la ciudad)
11. Humano ser
12. Tú (con Madnass)
13. Si yo fuera (con Ángela Cervantes)
14. En la cuerda floja (con Rapsusklei)
15. Tres siglas
16. Ayer y hoy (con El Chojin)
17. El idioma de los dioses

Este disco es mucho más introspectivo y centrado en el reflejo del espejo que los anteriores del MC, más preocupado en otras ocasiones por lo que ocurría tras la ventana. El tema social se aparta un poco para dejar sitio al escritor, al su amor por el rap y a los que quieren ser como él (¿Entonces quieres ser MC?) Pese a todo, aún queda hueco para la denuncia social (Réquiem), pero en general los temas son ya repasados, en su gran mayoría, en otros discos, por lo que son viejos conocidos para el que está acostumbrado a escuchar al rapero alicantino. Entre estos temas: la situación económica-política en El reino de lo absurdo y en Si yo fuera y las bondades y maldades de las personas en Humano ser.Lo primero que llama la atención, al menos a mí, al ver la tracklist, es la colaboración que Nach hace con Ismael Serrano en Ellas. Y lo que más me ha sorprendido es que me ha encantado hasta tal punto que ha sido la canción que más me ha gustado de todo el disco.
Este disco es mucho menos fresco que el anterior, que, pese a las malas críticas que recibió por parte de los puristas, que acusaron al rapero de ser un vendido por fichar por Universal, fue mucho más original en los temas, las bases y las letras. De hecho, recordamos que en Un día en Suburbia, la canción Efectos vocales usaba una vocal por cada arranque. En esta ocasión, repite lo mismo en Tres siglas, sólo que con las siglas RAP.
Aún así, es un disco que vale la pena, y que, como la mayoría, mejora con la escucha. Las colaboraciones son excelentes, contando con ZPU en Réquiem, con El Chojin en Ayer y Hoy, con Rapsusklei en En la cuerda floja, con Abram en ¿Entonces quieres ser MC? o con Ismael Serrano en la ya mencionada Ellas, entre otras colaboraciones, y sólo por eso ya merece la escucha.
Escucha Mejor que el silencio en Grooveshark

Averigua más sobre Nach en www.nach.es y sigue a Nach en Twitter.

viernes, 15 de abril de 2011

La apuesta (o cómo Telefónica despedirá al 20% de su plantilla)


Ganar dinero mola. Mucho. Ser un hijo de señorita de vida alegre subida a un par de andamios llamados tacones también. Si no, que se lo digan a los de Telefónica, unos tíos bien majos a los que les da pena que el paro baje y que parece que no tienen para comer. Si no, no logro entenderlo.
A lo mejor es una apuesta. Debe serlo. Los empresarios españoles se reunieron para jugar al póker, pero, para darle un poco de emoción a la cosa, empezaron a apostarse despidos. El alcohol, la juerga, y quizá alguna sustancia, alegró demasiado la cosa, y como el presidente de Telefónica, el señor César Alierta, es un poco malo jugando al póker, terminó con una deuda de 6.400 despidos. Y ahora tiene que saldarla.
También puede ser que se pusiera a saltar a la comba y que por cada salto que diera debía despedir a un empleado. Si es así, menudo canguro está hecho el señor Alierta, porque dar 6.400 saltos es todo un logro. Sí, posiblemente fuera eso, porque además quiere subirse el sueldo. Y no sólo a él, sino a sus compañeros, por haber estado ahí en los difíciles momentos, cuando tenía que cerrar cuentas a final de año y ver que sus beneficios habían aumentado, en el año 2010, hasta situarse en los 8.835 millones, una miseria con la cual no pueden comer.
Por todo eso, va a darles un regalito de 450 milloncejos a repartir. Va a ser un trozo minúsculo del pastel, ya que son unos 1.900, pero les dará para poner gasolina a sus humildes Hummers, Audis, Mercedes, Porches y Ferraris para un par de días. Poca ayuda es poca para los pobres directivos y para una empresa que parece pasar por sus peores momentos.

Qué lástima!