viernes, 25 de febrero de 2011

Morbo everywhere: caso Mari Luz

Ana Rosa Quintana ha tenido hoy mucha "suerte". En su programa, AR (marinero!), ha contado con la exclusiva de la confesión de Isabel, la esposa de Santiago del Valle, ""presunto"" asesino de la niña Mari Luz Cortés.


Noticia en RTVE


En principio, es una buena noticia. Supongo que aquí no habría nada pactado y que estas declaraciones han sido resultado del derrumbamiento de la voluntad de esta señora por proteger a su marido, y a sí misma, en vistas a la presión de los medios, la masa borrega (que en esta ocasión parece que tenía razón), la familia de la niña y su propia sensación de culpabilidad.


Así que es una buena noticia. Una noticia que podía enfocarse desde dos puntos de vista: el periodístico y el morboso. Por el título del post, imaginaréis por dónde voy.


La señora de Del Valle ha sufrido, en directo, un ataque de ansiedad tras hacer la confesión. Es algo totalmente normal. Confesar que eres cómplice de un homicidio (o asesinato) no es fácil. Hacerlo en la televisión tampoco es lo más adecuado, y menos en los tiempos que corren, en los que todo es pan y circo para la masa, más preocupada en la vida ajena que en la propia,  situación de la que las cadenas televisivas y, en definitiva, los medios de comunicación de masas aprovechan para engrosar sus audiencias y, en consecuencia, sus cuentan bancarias.


Tras el ataque de ansiedad de Isabel García, Ana Rosa, con muy buen criterio, ha dado paso a la publicidad. Todo debería haber quedado ahí y que las autoridades hubieran actuado a partir de ese momento. Pero no. A la vuelta de publicidad han vuelto a conectar con el lugar en el que estaba la esposa de Santiago Del Valle y han seguido con la entrevista. Entrevista en la que, por cierto, han participado todos los colaboradores sentados con Ana Rosa en ese momento, cosa que habrá puesto aún más nerviosa a esta señora, y que ha sido conducida con palabras, a mi parecer, poco delicadas. Porque esta mujer es, presuntamente, cómplice del asesinato (u homicidio) de Mari Luz Cortés, pero también es una persona. Y como persona, ha vuelto a sucumbir a la presión y ha vuelto a sufrir una crisis.


En ese momento, han conectado con la familia de la niña. En ese momento han hecho lo que vengo a denunciar ahora: han partido la pantalla, mostrando en una parte la entrevista al familiar de Mari Luz y en la otra a Isabel García, en ese momento indispuesta. Decidme, ¿qué interés informativo podían tener esas imágenes? Ninguno, porque últimamente, más que informar, se alimenta la curiosidad morbosa de la masa borrega, que como focas delante de un pez, palmotean.


La línea entre el morbo y la información es muy fina. En este caso, parece que se ha vuelto a traspasar.


Por cierto, parece que la señora García no ratifica lo que ha dicho esta mañana en televisión. Donde dije digo, digo Diego...

No hay comentarios:

Publicar un comentario